Taller de Inteligencia Socioemocional

Nedea propone este verano un programa grupal de estimulación de las habilidades sociales y emocionales. En este taller intensivo aprenderemos a relacionarnos con los demás, comunicarnos, compartir, e interesarnos por los demás. Los niños mejorarán su habilidad de comprender sus emociones y las de los demás, a expresarlas y gestionarlas, desarrollarán empatía hacia los demás, ser asertivos y aumentarán la tolerancia a la frustración.

Ver: ¿Por qué hacer un taller en verano?

Los niños aprenden a reconocer y expresar las emociones, comprenderlas y gestionarlas, y a desarrollar la empatía.

Cartel talleres verano hhss-emoc 2018.png

El programa incorpora actividades centradas en:

  • Autoconocimiento, gestión emocional y empatía
  • Habilidades sociales y comunicativas
  • Conciencia plena, Mindfulness y Yoga
  • Arteterapia y creatividad

La temporalización es de una sesión de 2 horas a la semana durante cuatro semanas en el mes de Julio. Posibilidad también de horario de tarde, según demanda.

Destinatarios:

Niños con dificultades de relación o interacción con los demás, dificultad en el control emocional, y/o baja capacidad de empatía.

Diferentes grupos según edad y nivel madurativo.

Objetivos:

  • Desarrollar conciencia de sí mismo, autogestión, y conciencia social
  • Aumentar la tolerancia a la frustración, gestionar los enfados
  • Reconocer, comprender los sentimientos y expresarlos
  • Comprender y respetar sentimientos ajenos
  • Mejorar la autorregulación emocional durante la interacción con los demás
  • Desarrollar habilidades comunicativas y cooperativas
  • Resolver problemas de amistades, burlas, acoso

¿Qué es el MindfulnessMindfulness es darse cuenta de lo que está sucediendo en este momento.

Podríamos explicarlo la capacidad de prestar atención al momento presente, a nuestras sensaciones, emociones y pensamientos, sin juzgarlos. Al practicarlo ponemos en marcha varias habilidades de forma simultánea: el poder de concentración, la claridad sensorial, el equilibrio y la compasión.

Los beneficios de esta práctica se pueden resumir en dos muy importantes:
 Atención y concentración
– Autorregulación, control de impulsos, regulación emocional

psicologia-infantil-inteligencia-emocional

Anuncios