Habilidades Sociales, Inteligencia Emocional y Mindfulness

En este taller terapéutico aprenderemos a reconocer nuestras emociones y las de los demás, a expresarlas, comprenderlas y gestionarlas, aumentar la tolerancia a la frustración, ser asertivos y a desarrollar la empatía hacia los demás.

Los niños aprenden a reconocer y expresar las emociones, comprenderlas y gestionarlas, y a desarrollar la empatía.

Destinatarios:

Niños con dificultades de relación o interacción con los demás, dificultad en el control emocional, y/o baja capacidad de empatía.

Objetivos:

  • Aumentar la tolerancia a la frustración
  • Desarrollar conciencia de sí mismo, autogestión, y conciencia social
  • Mejorar la autorregulación emocional durante la interacción con los demás
  • Resolver problemas de amistades, burlas, acoso

Mindfulness:

El programa incorpora de forma novedosa actividades Mindfulness desarrolladas específicamente para niños, basadas en el currículum de Mindful Schools ®.

¿Qué es el Mindfulness? Podríamos explicarlo la capacidad de prestar atención al momento presente, a nuestras sensaciones, emociones y pensamientos, sin juzgarlos. Al practicarlo ponemos en marcha varias habilidades de forma simultánea: el poder de concentración, la claridad sensorial, el equilibrio y la compasión.

Mindfulness es darse cuenta de lo que está sucediendo en este momento.

Es importante aclarar que Mindfulness no es: estar calmado, no pensar, algo religioso, o una herramienta que solucione todo.

Los beneficios de esta práctica se pueden resumir en dos muy importantes:

  1. Atención y concentración
  2. Autorregulación, control de impulsos, regulación emocional

La investigación creciente en Mindfulness en contextos educativos muestra una lista de beneficios: mejor atención y concentración, mayor sensación de calma, menor estrés y ansiedad, mayor control de impulsos, mayor autoconciencia, respuestas habilidosas a emociones difíciles, mayor empatía y comprensión de los demás, desarrollo de habilidades resolución de conflictos.

Mindfulness crea un espacio entre la situación y nuestra reacción, sustituyendo las reacciones impulsivas por respuestas razonadas.

Si incorporamos el entrenamiento en mindfulness a programas de aprendizaje socio-emocional, se complementan proporcionando a los niños herramientas simples y prácticas que les ayudan a entrenar directamente con los diferentes estados de su sistema nervioso.

Pensemos en un típico programa de entrenamiento en autoinstrucciones, que consiste en explicarle al niño que debe “parar” antes de “reaccionar” (Stop and Think…). Cuando realmente el niño debe llevarlo a la práctica en su día a día no es capaz. ¿Por qué?

Sabemos desde una perspectiva neurobiológica que el cerebro bajo ciertos estados inhibe o bloquea el funcionamiento de ciertas zonas cerebrales. Cuando estamos estresados, ansiosos, enfadados o asustados, nuestro acceso a las áreas cerebrales donde se toman decisiones de alto nivel se ve muy limitado.

Para guiar a un niño que está en el medio de una reacción a una zona donde pueda usar las habilidades socioemocionales que les hemos enseñado, primero debemos ayudarles a “cambiar la marcha” en su cerebro, y para eso hay que proporcionarles herramientas concretas para encender de nuevo las regiones corticales superiores del cerebro.

En concreto, el currículum basado en Mindful Schools ® ofrece una variedad de técnicas para esto, por ejemplo:

  • Etiquetando fuertes estados emocionales (“nombrarlo para domarlo”)
  • Orientando y “anclándose” al sonido, vista y el entorno externo (una forma sencilla de arrancar el sistema nervioso parasimático cuando un niño se estanca en el simpático o activación de lucha-huída).
  • Trabajando con la sensación de respiración de diferentes formas para promover la conexión con el momento y lugar.

Durante el programa socio-emocional se trabaja sobre diversas habilidades:

HABILIDADES SOCIALES

  • Iniciar interacciones, presentarse
  • Escuchar, iniciar y mantener conversaciones, hacer preguntas
  • Dar las gracias, pedir disculpas, pedir ayuda, hacer cumplidos
  • Dar y seguir instrucciones
  • Pedir permiso
  • Ayudar a los demás
  • Negociar, consensuar
  • Responder a las bromas
  • Rehuir de las peleas, responder a la amenaza

HABILIDADES EMOCIONALES

  • Reconocer, comprender los sentimientos y expresarlos
  • Comprender y respetar sentimientos ajenos
  • Gestionar los enfados, saber calmarse
  • Saber perder

Características:

  • Sesiones secuenciadas a lo largo del curso
  • Objetivos y actividades según edad y nivel madurativo
  • Desarrolladas y guiadas por PSICÓLOGAS
  • Cuándo: 2 viernes al mes
  • Consúltanos horarios

 

Puedes descargarte aquí el folleto informativo.