Evaluación y diagnóstico

Es fundamental realizar una valoración integral del niño o niña para:

  • detectar las dificultades del menor y sus puntos fuertes
  • emitir un diagnóstico funcional que explique esas dificultades
  • asegurarse de que recibe el programa terapéutico más efectivo y apropiado

Se realiza mediante entrevista familiar, observación clínica y aplicación de cuestionarios y tests específicos.

Para valorar los procesos cognitivos y comportamentales, nuestro análisis incluye tres niveles:

Neurológico: procesos madurativos del sistema nervioso
Cognitivo: desarrollo y adquisición de procesos como percepción, atención, lenguaje, motricidad, etc.
Psicosocial: considerando la interacción con el ambiente familiar, social y cultural

Tras la valoración, realizamos una sesión de devolución a la familia donde explicamos las áreas valoradas y los resultados obtenidos, recomendaciones, y la intervención más adecuada. Siempre que realizamos una evaluación formal al menor estos resultados los entregamos también por escrito en un informe de evaluación.