TDAH

Trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH)

¿Qué es el TDAH?

El trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) es un trastorno neuroconductual en el que existen alteraciones significativas en la atención, la autorregulación, el control de impulsos, y el nivel de actividad.

El síntoma principal del trastorno es el déficit de atención, y se encuentra en todos los casos de TDAH. La hiperactividad está presente en el 70% de los casos de TDAH, y la impulsividad se presenta más frecuentemente en los varones con TDAH. Por estas variaciones en su presentación, el TDAH es un trastorno heterogéneo del que se han determinado varios subtipos por la predominancia de los síntomas, los más conocidos son: subtipo inatento, subtipo combinado, y subtipo hiperactivo. Es importante aclarar que la hiperactividad por sí sola no constituye un trastorno, en ese caso hablaríamos simplemente de un niño nervioso.

Por lo general el TDAH se detecta al comienzo de la etapa escolar, cuando se le requiere al niño permanecer sentado y prestar atención de forma mantenida durante toda la jornada escolar. Son niños a los que les cuesta centrar su atención, concentrarse en algo durante un tiempo, por lo que se distraen fácilmente, cambian frecuentemente de actividad, suelen ser impulsivos, con bajo autocontrol, y presentan además dificultades para resolver problemas cotidianos, dado que no planifican adecuadamente su conducta. En ocasiones puede detectarse precozmente, en preescolar, siendo en esta etapa cuando los síntomas de hiperactividad e impulsividad son más evidentes.

Es, junto con la dislexia, uno de los trastornos neuropsicológicos más frecuentes en la población infantil. Se estima una prevalencia del 3 al 11% en niños.

¿A qué se debe el TDAH?

Las bases neurobiológicas del trastorno por déficit de atención e hiperactividad se caracterizan por un bajo metabolismo en las regiones cerebrales prefrontales. A nivel estructural y funcional se han hallado alteraciones en la corteza frontal derecha, los ganglios basales, el cuerpo calloso y el cerebelo. Recientes estudios sugieren además la existencia de un retraso marcado en la maduración cerebral en los niños con TDAH, que es más evidente en las regiones prefrontales.

tdah-maduracion-cerebral
Shaw, 2007

Estas alteraciones producen varios déficit neuropsicológicos, los principales son una baja capacidad de atención sostenida y/o selectiva, y un bajo desarrollo de las funciones ejecutivas (inhibición y autocontrol, reflexividad y resolución de problemas, planificación y organización, toma de decisiones, memoria de trabajo, autorregulación emocional…). Estos déficit se hacen evidentes en una conducta inatenta, con distracciones frecuentes en actividades que requieren una mayor concentración, y desorganización, impulsividad e inquietud motora.

deficit-de-atencion-tdah-granada

El TDAH es la más heredable de las alteraciones mentales. Los estudios epidemiológicos indican que cuando uno de los progenitores tiene TDAH la probabilidad de tener un hijo con TDAH es del 40-50%.

¿Cuáles son las consecuencias de tener TDAH?

Los niños con trastorno por déficit de atención generalmente sufren dificultades como bajo rendimiento académico, problemas de relación y baja autoestima, y casi todos presentan problemas de conducta. Si no se abordan estas dificultades, cuando llegan a la adolescencia pueden ser jóvenes con muchos problemas emocionales (ansiedad, depresión…)

Además, el TDAH se asocia frecuentemente a otros trastornos como alteraciones del lenguaje, dificultades de coordinación motora, déficits perceptivos, bajo rendimento cognitivo y alteraciones del sueño.

El TDAH es un trastorno que no desaparece al crecer el niño, sino que permanecen sus síntomas en la edad adulta. La hiperactividad motora suele disminuir con la edad, pero sin un tratamiento psicológico la inatención, la impulsividad y el resto de síntomas permanecen.

¿Cómo se puede tratar el TDAH?

Es fundamental la detección e intervención precoz. En Centro Nedea sabemos por experiencia que los niños en los que se detecta sintomatología característica del TDAH y se empieza a trabajar en la etapa preescolar o al inicio de primaria, muestran unos avances muy significativos en la superación de sus dificultades en comparación con niños en los que se detecta de forma tardía.

En nuestro centro realizamos una valoración detallada y en profundidad de las dificultades, ya que no hay 2 niños con TDAH iguales, para abordar la situación de la manera más efectiva y directa. Nuestras psicólogas especialistas en neuropsicología infantil son los profesionales más indicados para evaluar e intervenir en el TDAH.

Neurofeedback para el TDAH

neurofeedback-granada2

En Centro Nedea ofrecemos también la incorporación de una potente neuroterapia, el neurofeedback, a la intervención cognitiva y conductual del TDAH.

El neurofeedback es una técnica desarrollada por neurocientíficos y neuropsicólogos mediante la cual se entrena a la persona para activar y fortalecer de forma directa las regiones cerebrales que se muestran hipoactivas en el TDAH.

Hay un cuerpo de investigación creciente que demuestra su alta eficacia para mejorar la atención, hiperactividad e impulsividad. Esta técnica es no invasiva, no produce efectos secundarios y consigue beneficios duraderos, a diferencia del tratamiento farmacológico.

Saber más: Neurofeedback para TDAH

Relacionado:

Pídenos cita y resuelve tus dudas.

Anuncios