¡Todos son más felices que yo!

Diversos estudios ponen en manifiesto que menores que presentan un mayor tiempo de consumo de redes sociales, realizan una peor evaluación de sí mismos con respecto a los demás: “los demás son más felices que yo”.